Los cinco obstáculos

(Este texto es una traducción de la pláticas del Dhamma de Yuttadhammo Bhikkhu. Se han hecho leves modificaciones para mejorar la legibilidad.)

Hay cinco obstáculos que evitan el éxito o el progreso en la meditación, en la toma de decisiones benéficas y en la vida espiritual. Son obstáculos porque nos impiden tener una atención plena del momento presente. Esto se ve más claramente en la meditación, dado que está nos habilita a observarlos y superarlos.

1. Kamacchanda: El deseo sensual, que en budismo se refiere al deseo que se origina por buscar la felicidad a través de los sentidos (ver, escuchar, sentir, probar, oler, pensar -en budismo la mente es considerado como otro sentido-). Al percibir las cosas como bonitas y desearlas se genera sufrimiento: al tratar de obtenerlas, al momento de perderlas y al momento de pensar en perderlas. Si se obtienen el deseo por obtenerlas una y otra vez incrementa, cada vez que este deseo aumenta es acompañado el estrés y la ansiedad para obtenerlas nuevamente. Para combatir esto el deseo debe observarse cuando aparezca, reconocerlo y entrenar la mente para que esta deje de reaccionar a él.

El problema no surge por tener cosas sino por desearlas y apegarse a ellas. El desear comida que consideramos deliciosa o saludable, el desear vestidos y ropas costosos, el desear deleitarse con la música, etc. traen consigo estrés y sufrimiento. El cumplir estos deseos brinda placeres momentáneos, gratificantes por un instante, pero dejan un vacío cuando ese instante pasa. A largo plazo el satisfacer el deseo de obtener el objeto de nuestro deseo una y otra vez conduce a la adicción, en lugar de a la verdadera felicidad. Cuando uno se acerca a la comida debe ser como un medio para mantener, alimentar y sostener el cuerpo, no para generar un placer corto, momentáneo. Cuando uno se acerca a la ropa  debe ser como un medio para cubrir al cuerpo del frío, del sol y los insectos, no para obtener respeto o diferenciarse de los otros. Todas estas suposiciones son resultado de la perversión de la realidad y no de la realidad misma. El deseo es abandonado por la mente cuando se empieza a reconocer la verdadera naturaleza de las cosas a través de la meditación Satipatthana.

2. Vyapada: traducida como mala voluntad y enojo, se refiere a todos los deseos de rechazo, hostilidad, resentimiento, odio, desprecio y desagrado. Este obstáculo surge cuando entramos en contacto con algo que nos desagrada y damos origen al deseo de destruirlo o de alejarlo de nuestra realidad. Durante la meditación puede surgir desagrado por un pensamiento relacionado al pasado o futuro o incluso puede surgir desagrado por la meditación misma. El hecho de estar sentados con nosotros mismos lidiando con nuestros pensamientos en lugar de disfrutar de las distracciones que ofrece el mundo puede dar lugar a la aversión por la meditación. Este obstáculo al igual que el deseo sensual disminuye la concentración y la energía.

Al meditar vamos a observar como se comporta nuestra mente, el surgimiento de defectos como el enojo, la envidia, el resentimiento, así como la falta de control sobre estas experiencias puede generar desagrado y frustración. El deseo de controlar cosas, en particular a la mente es un obstáculo para tener una atención plena en el momento presente. Durante la meditación también se puede llegar a sentir dolor, pero el dolor no es particularmente malo para la práctica. La aversión y el desagrado por el dolor son los verdaderos obstáculos.

Tenemos que entender el enojo está basado en la aversión hacia un objeto que nosotros percibimos como desagradable. ¿Por qué nos enojamos?, buscamos respuestas complicadas en la genética, en eventos concretos de nuestro pasado, pero la realidad es simple, nos enojamos porque creamos un habito de aversión, así que la solución es reentrenar a la mente en su forma de como percibir la realidad, enseñarle a que observe con objetividad y claridad.

¿Cuál es la técnica que ayuda a superar el enojo? Metta (amigabilidad) conocida como loving-kindness en Inglés. El cultivo de la amabilidad o amigabilidad es una buena protección cuando se experimenta un fuerte enojo en contra de una persona o grupo de personas. A un nivel más profundo es el cultivo de la objetividad la que nos ayuda a superar el enojo, esto último se consigue practicando Satipatthana. Para desmoronar el enojo desde su raíz se debe renunciar al juicio que hacemos sobre lo que nos causa enojo, cuando se deja de juzgar la experiencia como placentera o desagradable, entonces nos dejamos de sentir atracción o rechazo por ella.

3. Thina-middha: La pereza o el adormecimiento. Este estado mental ocurre cuando la mente se estanca, pierde la voluntad y la flexibilidad, se mueve lentamente, torpemente y se adormece. Al estar la mente adormecida se tiene dificultad para notar el movimiento del estómago al expandirse y contraerse, en otras palabras hay dificultad para volver al momento presente. Puede ocurrir que durante el estado de adormecimiento los meditadores novatos se desconecten repentinamente.

¿Cuál es la cura para este estado mental? Tener iniciativa y aplicar un esfuerzo para continuar e intentar nuevamente para dirigir la atención hacia el objeto de meditación. Algunas veces la gente mal entiende el esfuerzo (en la meditación) como forzar algún estado mental  en particular. En realidad, cuando hablamos de esfuerzo nos referimos a intentar una y otra vez enfocar la atención, sin empujar empecinadamente. Se trata de intentar amablemente dirigir la mente hacia la observación objetiva y no parar, ni dormir o dejar que la mente se adormezca. Al principio será retador y cansado aplicar el esfuerzo, pero la repetición creará un hábito y hará al meditador más hábil.

4. Uddhacca-kukkucca: Intranquilidad y preocupación. Por lo general, la mente no está tranquila y se agita fácilmente, pierde el enfoque y la calma. En algunas ocasiones la intranquilidad es tan fuerte que el meditador encuentra dificultad para mantenerse sentado durante el tiempo programado. Este obstáculo es particularmente acentuado en personas hiperactivas, deportistas de alto rendimiento y adictos al trabajo. Este obstáculo también puede ser debido al deseo de evitar que la mente divague o el deseo de controlar lo que hace la mente.

Para superar la intranquilidad o preocupación se deja que la mente divague, se le observa mientras esta divagando, se recuerda a uno mismo lo que está pasando (pensando, desesperación, desesperación, ansiedad, etc). La mente regularmente se detiene cuando se notan claramente estos estados y esto sucede sin forzarla a que deje de hacer lo que esta haciendo, simplemente nos mantenemos conscientes de que está divagando. Eventualmente la mente se cansa de divagar y se calma.

Hay otras formas de conseguir calma artificial como es la práctica de Samatha, sin embargo la verdadera calma se consigue a través de permitir que la mente experimente con enfoque aquellas cosas que le generan distracción, es necesario subrayar que la mente debe notar las experiencias de la distracción sin reaccionar.

Las distracciones surgen por generar un pensamiento acerca del objeto que se nota. por ejemplo, cuando escuchamos algo, en lugar de juzgar el sonido como desagradable o agradable y generar actividad mental acerca de él – como preguntarnos ¿qué lo generó?¿qué está pasando?¿quién está ahí? -, recordamos que simplemente estamos escuchando y dejamos de suponer cosas acerca del sonido. Esto nos ayuda a dejar los hábitos estimulan la distracción.

5) Vicikiccha: Duda. ¿Qué es lo que causa la duda? La duda es generada por no mantener la esencia de algo en la mente. Al no ver las cosas como realmente son, dudamos. La duda en este sentido no se refiere a que no creemos algo, la duda en este sentido se genera cuando no vemos claramente las cosas, y se produce incertidumbre. Cuando hay incertidumbre los meditadores se preguntan: ¿estoy meditando correctamente?, ¿estoy progresando?, ¿es este camino útil?, ¿es este el camino correcto?, ¿lo puedo hacer?, ¿soy lo suficientemente bueno?, etc. Todas estas preguntas provienen de la inseguridad.

Las preguntas en este punto son una indicación de no estar viendo las cosas claramente, si se estuvieran viendo las cosas claramente ni siquiera surgiría la pregunta dado que tendría la certeza de lo que está haciendo y cómo funciona. Esta inseguridad surge debido a que se está viendo la experiencia en términos de “Yo, Mío, etc.”, en términos del pasado y del futuro, en términos de la idea de la habilidad que se tiene en la técnica de meditación. Cuando vemos claramente las cosas, entendemos el proceso de las cosas y dejamos de hacer este tipo de preguntas, cuando estamos ocupados haciendo preguntas, estamos ocupados siendo lo que somos. Conforme practiquemos Satipatthana obtendremos claridad, observaremos el proceso y dejaremos de hacernos estas preguntas.

Cuando los meditadores se sienten estancados en la práctica, su estancamiento tiene que ver con algunos de estos cinco obstáculos que se han discutido. Uno puede analizar su práctica de meditación en base a estos obstáculos cada cierto tiempo, pero no durante la sesión de meditación ya que desviarían su atención de la meditación. Si surgen dudas durante la meditación hay que notar «dudando, dudando».

El análisis de la técnica debe hacerse después de un tiempo de haber empezado a meditar, por ejemplo a los 7 días de empezar a meditar, al mes o tres meses comparando nuestra reactividad ante los estímulos que anteriormente nos molestaban. Una manera de evaluar nuestro avance es comparar la forma e intensidad de las reacciones hacia las experiencias conforme pasa el tiempo y por la cantidad de momentos genuinos de claridad o atención plena durante las sesiones de meditación. Este es un proceso de aprendizaje y no se debe calificar únicamente por un momento específico, si no por la mejora en las habilidades que se están aprendiendo, que en este caso son paciencia, tranquilidad, amabilidad, calma, objetividad, entre otras.

Referencias:

1. Sources of Hindrances, Yutthadamo Bhikkhu. https://www.youtube.com/watch?v=K_2fwy3f8RE (16/09/16)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s